Dale nueva vida a tus muebles (solo serán unos euros)

¿Quién dijo que el armario que tenías de adolescente no pueda tener un aspecto super chic? Pues sí. Con un poco de lija, otro poco de pintura y un poco de inspiración, podemos crear un mueble precioso.

Lo primero a que tenemos que hacer planificar como queremos que nos quede el armario o el mueble que vamos a transformar. Hay que meditar el color o colores y a técnica que vamos a utilizar. El blanco es un acierto casi seguro, pero podemos hacerlo en una gran gama que va desde el verde agua, al azul, mostaza, rosa, etc. También debemos de pensar si lo pintaremos de un solo color, de dos, si mantendremos alguna parte de madera vista… Lo bueno es que podemos dejar nuestra imaginación volar y hay miles de combinaciones diferentes que convertirán nuestro mueble en único.

Aquí tenéis como era el armario antes

Y aquí el después

Materiales

  • Lijadora electrica de ratón.
  • Imprimación para madera o tapaporos.
  • Esmalte para madera (del color que vayáis a pintar el mueble).
  • Barniz o protector para muebles pintados.
  • Brocha.
  • Pincel fino.
  • Rodillo pequeño.

Proceso

  1. Lo primero es tener pensado como queremos nuestro mueble.
  2. Quitar las puertas o cajones del mueble y desatornillar los tiradores, mecanismo de cierre, etc.
  3. Lijamos todas las partes del mueble que vamos a pintar.
  4. Quitamos el polvo de lijado con un paño con alcohol.
  5. Ponemos una capa de imprimación para madera. Utilizamos el rodillo para las superficies más grandes y las brochas y pinceles para las más pequeñas o molduras. Dejaremos secar el tiempo que nos indique las instrucciones del producto.
  6. Una vez seco aplicaremos dos capas de esmalte dejando el tiempo de secado entre capas indicado en las instrucciones del producto.
  7. Una vez seca la segunda capa de esmalte aplicaremos el protector para muebles pintados.
  8. Cuando se haya secado el barniz/protector volvemos a montar el mueble con los tiradores (que hemos limpiado previamente con amoniaco)

Y listo!!!! tenemos un mueble precioso!!!

Anuncios

Manillas como nuevas

La de abajo está sin limpiar, la de encima ya está limpia

Como estoy metida en la restauración de unos muebles de casa, tambíen tocaba dejar preciosísimos los tiradores!!! Y claro lo primero que piensas…” voy  a tener que comprar unos nuevos” y luego investigas un poco y te das cuenta que con un par de sencillos pasos los dejas como nuevos!!!

Materiales

  • Amoniaco
  • Agua
  • Recipiente
  • Barniz para metales incoloro
  • Pincel fino

Procedimiento

  1. Quitamos las manillas o tiradores de los muebles
  2. En el recipiente ponemos  una parte de amoniaco y una de agua. Lo suficiente para poder sumergir completamente los tiradores o manillas.
  3. Los dejamos dentro del líquido toda la tarde, se va volviendo el agua azulada.
  4. Sacamos los tiradores o manillas y los pasamos por debajo del grifo. Si no se ha ido toda la suciedad se puede frotar un poco con un estropajo.
  5. Una vez seco echamos una capa de barniz a los tiradores o manillas.

¿Verdad que han quedado bonitas?

 

La derecha está sucia. La de la izquierda es despues de limpiarla

Una lámpara de Ikea distinta

Hay que reconocerlo, al final todos vamos a Ikea a comprar lámparas!!!! ¿Qué hacer para que tengan algo distinto de las de tus amigos?? A nuestro rescate viene esta página genial; Ikeahackers, que está llena de ideas de como customizar tus compras de Ikea. No solo lámparas, también muebles, accesorios, cubiertos, textil… todos los productos que en Ikea podéis encontrar. Esta vez tocó lamparas, otras veces os pondré decoraciones completas o lo que vayan publicando que me vuelva loca!!!

Esta es la primera:

No se que os parecerá a vosotros, pero a mi me encantan!!! y son facilitas de hacer.

Materiales:

  • 3 Pantallas de lámparas Löbbo pequeñas
  • 1 Pantalla de lámpara Löbbo grande
  • 1 Montura para lámpara de techo Hemma
  • Tijeras y cuchillo

Descripción:

  1. Se cortan las tres pantallas pequeñas Löbbo por su parte más larga haciendo tiras estrechas y largas.
  2. En la pantalla grande hacemos incisiones con el cuchillo, hay que hacer el doble que tiras tengamos, ya que cada tira tiene que tener una incisión por cada extremo.
  3. Vamos introduciendo cada tira en los agujeros con la parte no brillante para afuera, así queda mucho más natural.

Cuanto más irregular es el patrón del tejido de las tiras más bonito va ha quedar!!!

 

 

 

Y esta es la segunda que os pongo hoy!! también es facilita de hacer y además permite un montón de variaciones según el color que os venga bien!!!

 

Materiales

  • 1 Lámpara de techo Melodi
  • Trozos de fieltro del color que deseemos
  • 1 Tijeras
  • 1 Cinta métrica (opcional)
  • 1 Tubo de pegamento

Descripción

  1. Coger los trozo de fieltro y cortarlos en rectángulos de 2,5cm x 12,5cm. Y después cortar los rectángulos a la mitad. Estas medidas son orientativas, podéis hacerlo con rectángulos mucho más gruesos o finos según el estilo que le queráis dar.
  2. Se empieza por la parte de arriba de la lámpara, se pone una ralla de pegamento en un extremo de un trozo de fieltro y se pega bien al borde. Se van pegando trozos de fieltro uno tras otro por todo el contorno. Ya tenemos la primera fila.

3.  A partir de aquí vamos haciendo lo mismo partiendo del hueco que quede entre dos trozos de fieltro de la primera fila, pegamos los trozos de fieltro por debajo de los que ya tenemos y rodeamos toda la circunferencia, cuidando que quede toda la superficie de la lámpara cubierta.

4.  Cuando tengamos toda la lámpara completamente cubierta para que no quede todo muy lineal vamos recortando los flecos unos más largos que otros con la tijera, a mano y sin tener ninguna medida en consideración.

Aquí están estas dos ideas!!! animaros !! y me mandáis el resultado!!!